viernes, 5 de junio de 2009

Buenos Aires, una divina comedia donde caben los mil y un infiernos tan temidos




Me veras volar

Por la ciudad de la furia

Donde nadie sabe de mi

Y yo soy parte de todos”
G. Cerati


Bs. As. Divina Comedia, era el nombre de un programa de radio que tenía como “cabezas parlantes” a Lalo Mir y Elizabeth Vernaci. No era un fiel seguidor de esta excelente propuesta radial, pero las veces que lo enganchaba en mi añorada y querida “Noblex siete mares” un amable recuerdo de los arrasados 80`s, lo disfrutaba plenamente. De todas maneras, queridos amigos, el tema en cuestión no es la calidad o contenido del programa ni mi ya hoy jubilada Siete Mares, sino el titulo de este programa y lo que encerraban sus palabras: Bs., As. Divina comedia. Cuando lo verbalizaron al aire por primera vez me dije " Guauu, que clara la tienen estos tipos, la marca de su espacio radial es casi un tratado sociológico que define y transparenta esto que somos: Bs. As. Divina comedia. ¿Se puede definir mejor esta cancha de fuego y barro en la que cada día jugamos un partido sin reglas ni tácticas.?

Uno sale a caminar esta puta ciudad, esta febril y alocada reina del río mas amarronado del mundo y advierte que todos, absolutamente todos tenemos un pequeño infierno, con Demonios de sobra y un Dante ausente. Cada alocada alma que desfila por estos surcos “de sueñera y de barro” se reinventa a si misma para cambiar la piel de su personaje día a día. Nunca sabremos si la ficción curte los cueros de la realidad o viceversa . Solo estamos seguros de algo: Bs. As. es una divina comedia, aceptamos las argucias del Diablo, pero por otro lado creamos el mito de que Dios es porteño o argentino. Mi conciencia respondió a mi teoría con un cachetazo amable y certero...:
-Sergio, reconocé que los porteños gozamos de mala prensa, y todo lo malo que se dice de los argentinos por ahí (groseros, agrandados, ególatras, tramposos, etc. etc. etc.) gran parte lo exportamos nosotros. Pero también cuando nos conocen de verdad nos aman, nos adoran.
Le dí la derecha a mi conciencia y cabizbajo y sonriente le respondí:
- Es verdad
Y no hago un mea culpa, simplemente cumplo con mis códigos.
Es verdad, somos insoportables, pero acaso tenemos la culpa de que Borges, Spinetta, Maradona, Bioy Casares, Ginastera o Piazzolla – por nombrar solo algunos- sean argentinos y en muchos casos porteños y en otros porteños por adopción? Mi conciencia vuelve a intervenir y me responde con altivez:

- Y eso te hace mejor, superior…o que? …
La turra, ahora me la quiere dar vuelta. Sin darle espacio a más juicios le retruco:
- No, mi querida conciencia estos nombres me hacen feliz. Simplemente eso, feliz .Como me hace feliz que mi amigo Helmut, que volvió a su amado pueblo de Sailauf, Alemania, me escriba con “saudade” y melancolía sobre sus noches porteñas, sobre este caos hermoso e iluminado que es nuestra ciudad, sobre las noches de jazz, tango, teatro, asado, vino y truco.
( Helmut no solo aprendió el juego de cartas mas porteño que existe , sino que jugaba como nadie a un juego que esta basado en engañar al rival ). Y me hace feliz también su cochambrosa arquitectura en la que se funden estilos coloniales, europeos, modernos. Siempre presente el juego del aquí y del allá. Una Avenida de Mayo con indiscutible tono español. Un barrio de la Recoleta con tonos franceses. Un Puerto Madero posmoderno y monumental. Un barrio de la Boca tan genovés y detenido en algunos umbrales del tiempo como una postal o un tatuaje del Buenos Aires mas querido.

"La Reinadel Plata" me hace feliz, aunque me agote y me sopapee, aunque me haga correr a veces para llegar tarde – como diría Serrat – a donde nunca pasa nada. Aunque sea un cambalache discepoliano o esta Divina Comedia sin el Dante y con Dios riéndose a escondidas de sus angeles.

Amo a Bs. As. Y cuando uno ama, entiende el ying y el yang de cada persona y o lugar.
Mi Bs. As querido es así. Y saben una cosa: el que cree que existe una sola Bs. As se esta perdiendo las otras mil.
Si, hay mil y una Buenos Aires, solo hay que frotar la lámpara y animarse a viajar.

2 comentarios:

Jonatan Saiz dijo...

Hola Ciri... Como estás?

soy el estudiante de Periodismo Deportivo en Eter, te acordás?


no creo en las casualidades... vos escribiste eso y lo colgaste el viernes...


y lo que yo hice lo colgue el jueves... peor lo había escrito el día miércoles..

los dos hablamos de Buenos Aires. En mi artículo se presta de una manera un poco secundaria, porque la historia marca sobre una mujer.. que vi en pleno centro de la ciudad.

si te interesa... te invito a que lo leas.. es cortito...

pero los dos hablamos de la hermosa Buenos Aires...

Un abrazo Ciri.
cuidate

Jonatan

Dady... dijo...

Hola maestro, como le va quería saber bien en donde consigo su libro, es que llegue tarde para la feria del libro estaba de viaje, y ahora quiero buscarlo quiero su libro, contésteme en mi blog así es mas fácil muchísimas gracias Un abrazo.
Dady...

EL SILENCIO SE PUEDE VER..( GRACIAS AL GRAN EDVARD MUNCH)

EL SILENCIO SE PUEDE VER..( GRACIAS AL GRAN EDVARD MUNCH)
Ya pueden aplastar todos los colores. Edvard llevo su pincel al gran puerto del silencio

PESCADO RABIOSO ( la poesia late rock )

PESCADO RABIOSO ( la poesia late rock )
Lebon-Spinetta-Black-Cutaia

BILL EVANS ...UN ALMA DE DIAMANTE

BILL EVANS ...UN ALMA DE DIAMANTE
LA POESIA DE UN PIANISTA INIGUALABLE